Ir al contenido
Inicio » Fisk, la serie australiana estilo sitcom que puede verse en Netflix

Fisk, la serie australiana estilo sitcom que puede verse en Netflix

Fisk: una serie australiana con ingeniosos gags que sigue la vida de una extravagante abogada que tras su divorcio  consigue trabajo en un bufete especializado en sucesiones

Fisk serie Netflix

 

Info y reparto de Fisk, la serie australiana estrenada en Netflix

 

Fisk es una sitcom australiana emitida en la cadena de televisión ABC en el año 2021, y subida recientemente a la plataforma de Netflix.
La serie está protagonizada por Kitty Flanagan, (quien también co-crea, escribe, produce y dirige), una comediante, escritora y actriz australiana que desarrolló su carrera en su país y en el Reino Unido, donde vivió  entre 2001 y 2008 y realizó actuaciones en diversos programas de stand up. El resto del elenco está conformado por Marty Sheargold, Julia Zemiro, y Aaron Chen.

Fisk fue un gran éxito al momento de su estreno, no sólo en su país de origen donde Vicky Flanagan ganó el premio a la actriz más popular en los Logies (los premios más importantes de la Tv australiana) y a mejor actriz de comedia en los premios AACTA (Academia Australiana de Cine y Televisión), sino también en Europa, donde el programa ganó el premio a la mejor serie en la sección de comedia del festival televisivo francés Series Manías.

 

Vicky Flanagan es Helen Fisk
Vicky Flanagan interpreta a la extravagante   Helen en la serie australiana Fisk

 

De que se trata la serie australiana Fisk 

La historia sigue a Helen Tudor Fisk, una abogada que luego de trabajar 10 años en un prestigioso estudio en Sidney regresa a Melbourne, su ciudad natal, en busca de un nuevo comienzo tras atravesar un difícil momento después de  que su esposo la dejara por otra mujer y la echaran de su trabajo por insultar a una clienta.

Helene tiene una personalidad un tanto extravagante, viste únicamente trajes holgados de tono marrón (tiene tres trajes iguales que va intercambiando durante la semana) y suele decir lo primero que se le pasa por la mente. Las habilidades sociales no son su fuerte y según ella misma se encarga de aclarar “no le gusta la gente”. Debido a que la echaron de su anterior trabajo no cuenta con referencias, lo que llevará a que no tenga más opción que aceptar una propuesta de empleo en Gruber & Gruber un pequeño bufete que se especializa en sucesiones.

 

Fisk Netflix
Helen junto a George, el webmaster y secretario del estudio

 

Un nuevo comienzo en un modesto estudio de abogados

Ray Gruber es el socio principal de la firma junto a su hermana Roz, a quien le han suspendido la licencia y aún trabaja en el estudio como gerente de la oficina, pero no puede tratar con los clientes, por eso necesitan un reemplazo.

Ray considera que Helen es perfecta para el puesto porque cree que su clientela prefiere tratar con una mujer mayor (supone que Helen tiene 55 años; pero en realidad tiene 47) dado que puede empatizar mejor con el dolor que atraviesa quien acaba de perder un ser querido. Además al ser Helen hija de un ex juez de la corte suprema Ray piensa que puede aportarle algo de clase al bufete. Si bien Roz no opina lo mismo que su hermano, al estar suspendida no tendrá más alternativa que aceptar ser reemplazada y vigilar de cerca a Helen para que su falta de tacto no genere conflictos en sus interacciones con los clientes. 

En el estudio trabaja también George, el secretario y encargado del sitio web, quien ayudará a Helen a acomodarse, acondicionando y redecorando el depósito para que lo use como oficina.

 

Fisk Netflix
En la serie Fisk, la protagonista, Helen, deberá lidiar con los pedidos estrambóticos de sus clientes 

 

Helen Tudor Fisk, una abogada  carente de habilidades sociales

Al igual que su situación laboral, la vida personal de Helen dista mucho de ser perfecta, no tiene amigas ni pareja,  y vive sola junto a su perro Artie en un departamento alquilado en Airbnb  cuya dueña, una anciana asiática, entra constantemente en la propiedad para limpiar y ordenarle las cosas sin su permiso y hasta le da de comer a su perro. Su única vida social pasa por comer una vez por semana con su padre y el marido de este, Viktor, con quien tiene una relación un tanto tirante. 

En cada uno de los seis episodios Helen se enfrentará con casos de sucesión de lo más extravagantes. En el primer capítulo deberá lidiar con una clienta decidida a hacer cumplir la disposición del testamento de su madre que exige que su hermano (cuyo oficio es pintar retratos con su pene ) se haga una vasectomía para heredar, a pesar de que es completamente ilegal, y en el segundo deberá mediar entre la amante y la ex mujer de un hombre  fallecido, que pelean por quedarse con un  porcentaje de sus  cenizas.

A pesar de sus pocas habilidades interpersonales Helen tendrá que armarse de paciencia y valerse de todo su ingenio para idear estrategias que le permitan satisfacer las demandas de sus delirantes clientes, por más alocadas que estas sean.