Ir al contenido
Inicio » Loving Vincent: el magnífico film sobre Vincent Van Gogh realizado a partir de reproducciones de sus cuadros

Loving Vincent: el magnífico film sobre Vincent Van Gogh realizado a partir de reproducciones de sus cuadros

Galería de arte Mónica Saucedo en México : 'Loving Vincent': 125 artistas y 65 mil pinturas hicieron la primera película pintada al óleo del mundo.

 

Acerca del film

Loving Vincent es una película de animación inglesa de 2017 sobre  la vida del pintor Vincent van Gogh, dirigido por la pareja de cineastas, productores y guionistas  conformada por la polaca Dorota Kobiela y el británico Hugh Welchman. El film, que narra una historia ficticia que indaga en los motivos por los cuales el artista se suicidó y cómo fueron sus últimos días,  impacta por  su estética visual compuesta a partir de reproducciones pintadas a mano de los cuadros más importantes del pintor holandés, lo cual otorga al espectador una  experiencia visualmente deslumbrante. La película se llama Loving Vincent porque Van Gogh cerraba así las cartas que le enviaba a su hermano Theo.

 

De  que se trata Loving Vincent

La historia narrada en el film tiene lugar en Francia en  1891, un año después de la muerte de Van Gogh, cuando el cartero  Joseph Roulin, encargado de llevar las cartas que el pintor enviaba frecuentemente a su hermano Theo, le solicita a su hijo Armand que viaje a París a entregarle  en mano al hermano del artista (con quien había entablado  una relación de amistad), la útlima carta que este escribió antes de suicidarse el 29 de julio de 1890. Pero al llegar a  París no hay rastro de Theo,  quien de acuerdo a la información que recibe Armand falleció  poco tiempo después de que  Vincent se quitara la vida. Tras enterarse de la muerte de Theo, Armand viaja entonces al pueblo de Auvers-sur-Oise, donde murió  Van Gogh  para ver si allí puede hallar alguna persona que reciba la carta.

 

Loving Vincent (2017) – Movie Reviews Simbasible
Armand, el protagonista de loving Vincent, investiga los motivos que llevaron al artista a quitarse la vida

 

Al llegar a Auvers-sur-Oise, y hablar con quienes habían  conocido a Vincent en su estadía en el pueblo, Armand descubre que aunque oficialmente se dice que Vincent se pegó un tiro, algunas de las personas que trataron con el no pueden creer que el artista quisiera suicidarse y  no están completamente convencidas de que lo que se dice oficialmente sea toda la verdad. Frente a esta cirunstancia Armand  comienza a investigar que sucedió los días previos a la muerte del artista para intentar  resolver el misterio que rodea el prematuro final de la vida del pintor, y a medida que lo hace va  conociendo  más sobre la vida y la personalidad de la enigmática figura de Vincent Van Gogh.

 

FilmScene - LOVING VINCENT
Armand junto a Adeline Ravoux, la hija del  dueño de la posada donde Van gogh pasó sus últimos días

 

Cómo se hizo Loving Vincent

Más allá de su interesante trama planteada en tono de thriller, a partir de la cual el film intenta dilucidar  que sucedió en los días previos a la muerte del pintor para que este tomara la drástica decisión de acabar con su vida,  lo que hace único y maravilloso a Loving Vincent es la forma original en que fue realizado el film, en el cual  cada fotograma de la película es una pintura al óleo individual que reproduce  el  estilo inigualable de  la obra de Van Gogh, otorgándole a las imágenes una impactante belleza. Para lograr la textura de una pintura al óleo filmada se requirieron  varios años de producción, filmación y animación y la  participaron de 125 artistas que pintaron alrededor de 65.000 fotogramas. Todo el proceso de creación de Loving Vincent llevó unos  cinco años y medio para completarlo, tres para escribir la historia y desarrollar el film y dos años de pintura, además de la grabación con los actores y la edición.  

 

Animación a través de fotografías de pinturas

Las diferentes escenas que componen la pelicula están hechas a partir de fotografías de cuadros pintados al óleo para  lograr que las imágenes del film tuvieran una textura similar a las obras pictóricas  de Van Gogh. Los guionistas tomaron como punto de partida alrededor de 100 obras del artitsta y escribieron el guión para que la historia transcurriera alrededor de estas. Se hicieron así  miles de  cuadros  a los que luego se les tomaron  fotografías. Cada fotografía constituyó un fotograma, y al proyectarse estos fotogramas consecutivamente en una computadora  se generó el movimiento que percibimos en la animación.  Cada segundo de película  animada requiere generalmente  de alrededor de 12 fotogramas, lo que en este caso implicó realizar 12 cuadros pintados al óleo con pequeñas modificaciones entre ellos. Con una duración de 90 minutos la película  tiene así un total  de 5400 segundos, lo que dividido por  12 fotogramas lleva a que se necesiten 64.800 fotogramas lo que equivale a 64.800 cuadros pintados al óleo. Para esto la cineasta polaca Dorota Kobiela, contrató a  a 125 pintores, muchos de ellos de Polonia y otros de  distintas partes del mundo (Australia, India, Estados Unidos) que se encargaron de recrear los personajes y los escenarios de los cuadros de Van Gogh para hacer las escenas del film.

 

 

Todos los fotogramas de una misma toma eran pintados en mismo cartón, el  artista encargado de la toma pintaba  un primer cuadro  y le tomaba  una foto, que era el primer fotograma de la toma y luego hacía pequeñas modificaciones para generar la animación hasta llegar a las 12 fotogramas. Por cada toma quedó finalmente un cartón con el último fotograma,  los cuales contabilizaron cerca 900 cuadros, algunos de estos fueron puesto en exhibición y otros fueron vendidos a coleccionistas y particulares.

La trama de la película se desarrolla en el presente y recurre a flashbacks para contar, a través de los recuerdos de los personajes más cercanos al pintor en esos momentos, como trancurrieron los días previos a su  fallecimiento. Las imágenes del presente, que siguen a Armand y su búsqueda, son en colores vibrantes  muy similares al estilo artístico de las pinturas del artista, con pinceladas gruesas, largas e inclinadas que transmiten gran emotividad,  mientras que  los flashbacks, por el contrario,  están hechos en blanco y negro, lo que les da un tono más realista.

 

Como se hizo el personaje de Adeline Ravoux en Loving Vincent

 

La interpretación de los personajes

Los personajes que aparecen en la película  fueron interpretados por actores reales que pusieron su cuerpo y su vos para dar vida a las  personas cercanas a Vincent,  que  aparecen en varios de los cuadros del pintor, y  que compartieron distintos  momentos junto a él, como el cartero Joseph Roulin, el  doctor Gachet, su hija Marguerite y Adeline Ravoux, la hija de un posadero que fue una de las últimas personas que vio a Vincent con vida. En el reparto participaron Douglas Booth (Armand), Chris O’Dowd (Roulin), Robert Gulaczyk (Vincent), Jerome Flynn (Dr Gachet), Eleanor Tomlinson (Adeline Ravoux) y Saoirse Ronan (Marguerite), entre otros. Todos los  actores tenían un gran parecido con el personaje al que intepretaban y  fueron filmados en live action, o  sobre fondo verde (para agregar en la edición un  fondo mediante efectos visuales) o bien en lugares muy similares a los que van Gogh pintó. Estas escenas eran las que los artistas debían pintar en el cartón para hacer los fotogramas.

Para conocer en detalle como fue el proceso a partir del cual se creó el film puede verse el documental  Loving Vincent’, 65.000 cuadros de Van Gogh para hacer una película, que muestra los diferentes pasos implicados en la producción  y la forma en que trabajaron los 125 artistas que llevaron a cabo la impresionante tarea de crear un film bellísimo y emocionante, en el cual cada uno de sus planos es una obra de arte en si misma.

 


Te puede interesar